lunes, 29 de agosto de 2011

Ejemplos de plagio

intencional

Abundar en las formas en que se manfiesta el plagio es una forma de estar advertido acerca del delito y establecer criterios de resguardo.
  • Comprar o descargar un trabajo de investigación, artículo académico, proyecto, o cualquier tipo de asignación académica desde un sitio web dedicado a este comercio. Abundan en internet sitios dedicados al negocio del plagio, donde se vende material para que otra persona lo presente en su centro educativo como propio.
  • Copiar un documento completo, desde una sitio web y presentarlo como propio sin citar ni dar referencias. Hay sitios dedicados a este trabajo donde se compilan trabajos presentados por estudiantes en diferentes centros educativos y con la intención que otros los copien.
  • Realizar un collage de citas y partes de artículos copiados desde internet, y presentarlos en un documento único como si fuera creación personal. Es el tipo de plagio más común en los centros educativos.
  • Copiar de manera íntegra algún documento que está en un lengua distinta al del estudiante, traducirlo de manera completa o parcial, y presentarlo como si fuera propio.
  • Pagarle a otra persona para que realice el trabajo académico en vez del asignado para dicha tarea. En este caso, se puede estar presente o en carácter virtual, la situación es la misma, alguien presenta el trabajo de otro como si fuera de su autoría.

no intencional

  • Parafrasear de manera inadecuada las ideas de otra persona. En este caso puede darse la impresión de robo al no utilizar adecuadamente el lenguaje propio para expresar las ideas de otro, o citar las ideas de otra persona de manera inadecuada.
  • Citar de manera desprolija o inadecuada. A veces algunos estudiantes confunden autores, copian mal la información de referencia o asignan una cita de un autor a otro. En todos esos casos, el problema es mal tratamiento de la información no intencional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada